Elizabeth Sloane trabaja en una firma consultora de Washington cuyos integrantes se especializan en practicar el lobby para tratar de influir en las decisiones que adoptarán altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos.

Esa Miss Sloane es interpretada por la actriz Jessica Chastain quien dibuja un personaje, aparentemente villano, pero sirve para descifrar un discurso político frente a las contradicciones que se dan en grupos sociales y políticos sobre el uso y tenencia de armas en la población civil en los Estados Unidos.

Este thriller político manejado adecuadamente por John Madden (El exótico hotel Marigold, 2011), va descubriendo los entuertos de un negocio que es manejado por grandes corporaciones y sustentado por políticos en Washington.

Sloane es el punto central en que la película desea concentrarse, no obstante, se mezclan varias circunstancias que van motivando un guión que le atañe tocar otros intereses dentro de la trama.

Precisamente este guión de Jonathan Perera también destaca aspectos de la vida personal de Sloane. Ningún vínculo familiar está establecido sólo su encuentro sexual recurrente con unprofesional masculino que le presta su servicio sexual a cambio de un buen pago.

La caracterización de Chastain logra ciertos visos de convencimiento, puesto que sus matices detallan la psicología de una mujer tratando de lograr sus objetivos dentro de un mundo masculino voraz y desmedido.

Su carta final es un giro que el mismo personaje da a sus propias convicciones sobre su función profesional.

Una cinta que vuelve sobre esos temas de poder y corrupción de políticos dentro de un mundo globalizado.

  • Título Original: Miss Sloane
  • Duración: 02:12:00 hrs.
  • País: EE.UU
  • Director: John Madden
  • Actores: jake lacy, alison pill, Jessica Chastain
  • Distribución: Bf Distribution

Críticas

“Inteligente, oportuna y retorcida (…) ‘Miss Sloane’ presenta a una antiheroína tan temida por republicanos como demócratas (…)

Brian Truitt: USA Today

“Un thriller político tenso y locuaz, lleno de duelos verbales y monólogos feroces (…) un cruce entre ‘Michael Clayton’ y ‘All the President’s Men'”

Peter Debruge: Variety

“Chastain es una maravilla. Su personaje podría darle lecciones de vengaza caótica y maliciosa a la Cersei Lannister de ‘Game of Thrones’ (…) Todo ello te ayuda a pasar por alto algunas incoherencias en la trama (…)

Cath Clarke: Time Out

“Una historia a lo David y Goliat que se mueve con la amarga energía de Aaron Sorkin (pero sin su agudeza y su justa furia moral) y la brutalidad de Sun Tzu (pero sin su lógica y claridad de pensamiento)”

David Ehrlich: Indiewire