A pocos días de su debut en Chile, conversamos con David Otero, quien llega al Teatro CocaCola para presentar su disco homónimo en formato íntimo este 18 de agosto. Un contacto telefónico donde contó detalles del proceso artístico, que además de traer un nuevo álbum, incluyó hasta cambio de nombre público.

Muchos te conocíamos como “El Pescado”, pero hoy eso es pasado y llega a Chile David Otero. ¿Cómo podrías describir tu propuesta en esta nueva etapa artística?

  • El pescado me lo comí con patatas y le puse mi nombre habitual. Estoy muy contento en esta etapa que me está trayendo alegrías sin parar. Ahora cruzar el atlántico es un regalo, y poder viajar con mi música me pone muy contento. Hace poco estuve en México y ojalá se vengas mucho más países.

El público chileno es bastante euforico y sincero. ¿Qué sensación te da el enfrentar a los chilenos por primera vez?

  • La vedad tengo muchas ganas, me hace especial ilusión encontrarme con el público y ver como me reciben y ver si le gusta mi música. Es una gran incógnita de saber que me sucederá. Son nervios muy especiales los de este encuentro. Me emociona pues la gente me sigue muchísimo en redes sociales y sus mensajes son muy de buenos comentarios y preguntar cuándo nos vemos en vivo.

Escuchando tu disco, se me hizo un trabajo muy energético y positivo, sobretodo con canciones como “Micromagia” o “David y Goliath”. Es así como realmente te sientes en tú vida y el mensaje que quieres transmitir?

  • Hay de todo como en el día día de cualquiera, momentos buenos, malos. En un disco presentas tu mejor traje y de la mejor forma, sobretodo este trabajo es muy personal, muy energético y bien cañero. En vivo y con mi banda lo es mucho más.

Llegas en pocos días al Teatro CocaCola, ¿Qué nos puedes adelantar de tu concierto? Habrá algo de “El Pescado” y “El Canto del Loco”?

  • Hay un poco de todas mis épocas artísticas, bastante de David Otero y sus nuevas canciones. De hecho te cuento que hasta habrá un rato para que la gente pida lo que quiera escuchar y me pregunte por este o este otro tema. Así también me recuerdo de las canciones que no he tocado por un ratito. (risas) Es un show bastante energético que de seguro disfrutarán.

Para David, el resultado de este nuevo proceso de metamorfosis es un disco con doce temas que hablan sobre diferentes pasajes del amor y su búsqueda. Otero también ha cambiado la proceso de composición- lugar y estado emocional- de unas canciones que han salido de manera natural de su estudio. Después de componer la mayoría de los temas y elegir entre unas 30 composiciones, David culminó su búsqueda para lograr su disco más vitalista y optimista. “La invitación a la acción está puesta desde el punto de vista del espectador, pero no hay grandes imperativos”, explica alguien que se define como una persona “optimista y positiva a la que le gusta en su día a día cantarle a la vida”.

Las últimas entradas disponibles para el concierto de David están a la venta por sistema Ticketek