Las lluvias y bajas temperaturas dan ganas de comidas calentitas, ricas y con mucho cuerpo. Las leguminosas pueden ser una excelente alternativa, sobre todo si se trata de una receta novedosa y que se puede disfrutar sin pasar largas horas en la cocina.

Hace 10 años, el consumo anual per cápita de garbanzos en Chile era de 250 gramos. Esa cifra ya va en 300 gramos, según afirma un estudio de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa).

Es que los garbanzos han ganado cada día más adeptos entre los chilenos, principalmente gracias a que tienen muchas propiedades nutricionales. Son nutritivos y con gran contenido en vitaminas, minerales, fibra y proteína. Sus carbohidratos son de absorción lenta, por lo que no provocan picos de azúcar, nos dan energía y nos mantienen saciados más tiempo, por lo que se recomiendan para llevar una dieta saludable.

Esta legumbre es originaria del Mediterráneo y actualmente se usa para elaborar múltiples recetas de cocina. Desde la India han llegado varias recetas, una de las cuales es el Chole, un plato vegetariano clásico del norte de la India, que se puede comer como acompañamiento o como una comida principal. Sazonado con las mejores especias de la India, ofrece una experiencia intensa de sabor y cuerpo a quienes lo disfrutan.

Y ahora este plato puede estar en la mesa de quienes lo deseen sin necesidad de remojar garbanzos o picar cebolla, porque es uno de los platos que elabora Ramdino’s, empresa especializada en comida india, que los entrega en formato de congelados para que cualquier persona lo disfrute en su hogar a buen precio y sin complicaciones.

Ramdino’s cuenta con los más altos estándares de calidad y además, su cocina la componen dos chefs de origen indio, que se encargan de mantener las recetas tradicionales de su gastronomía y adecuarlas al paladar chileno, entregando exquisitos platos que conservan la esencia de la cocina india. Cada preparación se entrega lista para servir. Basta con retirar la tapa de la bandeja y colocar el contenedor directo al microondas durante 5 minutos al mínimo de potencia. Luego de ello se debe revolver suavemente y servir caliente.