– Aseguran que despliegue de banda en 700 MHz, sumado al resto de las licencias, abre un mercado de dos millones de hogares para ofrecer internet de banda ancha fija inalámbrica de calidad, a sectores que hoy solo tienen una oferta, estando cautivos de ella.

– Para que la portabilidad fija sea total, es fundamental que se puedan cambiar en forma automática también los otros servicios como Internet, que es el servicio para el que hay más demanda en el segmento residencial, sostienen en la empresa de telecomunicaciones.

El segmento Hogar es una de las líneas de crecimiento definidas estratégicamente por Entel para los próximos años y el despliegue de la banda en 700 MHz les ha permitido avanzar a paso firme en ese objetivo. Es así como, a solo ocho meses de haber lanzado el Internet Fijo Hogar sobre la red 4G, más de 40 mil clientes han contratado este servicio.

La empresa informó que este producto, que inicialmente estaba disponible solo en la Región Metropolitana, Región de Valparaíso y de Los Lagos, ahora está disponible en todo el país, gracias al rápido desarrollo que han podido hacer de su red 4G en banda 700 MHz, y la inversión adicional que han anunciado, que en total asciende a US$ 200 millones.

“El despliegue de esta banda, sumado al resto de las licencias, abre un mercado de dos millones de hogares para ofrecer internet de banda ancha fija inalámbrica de calidad, que hoy no tienen”, asegura el gerente del Mercado Personas de Entel, Matías del Campo 

“Estamos ofreciendo alternativas para el acceso de este servicio a clientes que, por restricciones de acceso de ductos y cables en sus edificios o condominios, no podían elegir entre distintas alternativas y nuestra tecnología viene a inyectarle competencia a un mercado que aún mantiene muchos sectores sin servicios y zonas que sólo pueden acceder a un solo operador. Hoy, en la práctica, hay 1,4 proveedores por hogar, dadas las bajas posibilidades que tienen los clientes de cambiarse”, subrayó del Campo.

En ese sentido, el ejecutivo de Entel celebró el llamado del gobierno a las empresas de telecomunicaciones para facilitar la portabilidad fija a través de sistemas automáticos, tal como ocurre en la telefonía móvil, ya que, a juicio de Matías Del Campo, la falta de competencia de este segmento ha ralentizado ofertas de mayor calidad.

Sin embargo, aseguró que falta por avanzar. “En la industria móvil, con la portabilidad se dinamizó totalmente el mercado, generando grandes beneficios para los consumidores. Pero esta era una portabilidad total, a nadie se le decía que portó su servicio de voz, pero que los datos no tenían portabilidad. Esto es lo que el mercado necesita en el mundo residencial, una portabilidad real, de todos los servicios que el cliente quiera portar”, subrayó del Campo.

“Para que la portabilidad fija sea total, además de la telefonía, es fundamental que se puedan cambiar en forma automática también los otros servicios como Internet, que es el servicio para el que hay más demanda en el segmento residencial, o televisión de pago, lo que ha sido una de las principales trabas que ha tenido este negocio”, reiteró el ejecutivo de Entel. 

“Hoy nosotros estamos entrando por la ventana, con servicios fijos inalámbricos, pero la liberalización de los ductos que está pendiente permitiría llegar también con una telefonía más competitiva o con fibra y para eso es necesario que se cumpla el espíritu de la regulación y evitar barreras comerciales artificiales para que se pueda dar una mayor competencia”, dijo.