• Los cinco días de fiestas y asados podrían llevarnos a subir de 4 a 7 kilos entre carnes, embutidos, pan y alcohol, según la doctora Karin Amaya de Clínica VisualFace. Si te encuentras con unos kilos de más o algún rollito que te molesta, aquí encontrarás información sobre Lipobarrido de contacto, la única solución que permite reducir de 1 a 2 tallas pre y post dieciocho y sin cirugía.

Los días de frío dejan más de un kilito rezagado en el cuerpo y si a eso le agregamos la gran cantidad de comida y bebestibles que pensamos ingerir durante el 18, nuestra balanza lo reflejará.

Piensa, un hombre promedio con actividad ligera debe consumir entre 2.500 y 2.800 calorías diarias; una mujer, entre 1.700 y 2.000, mientras que un niño de 10 años necesita 2.150 calorías por día. Sin embargo, seamos honestos, durante la celebración de Fiestas Patrias consumiremos mucho más que eso, tomando en cuenta que una empanada tiene 500 calorías, una sopaipilla 200, un choripán 400 y un anticucho 200. Eso sin contar lo que beberemos, ya que un terremoto tiene 400 calorías, un pisco sour 350, una piscola 250 y un vaso de vino o cerveza, tienen 100 calorías cada uno.

La lógica dice lo siguiente: El pan y las masas en general contienen gluten; muchas de esas masas son dulces chilenos que contienen mucha azúcar al igual que el alcohol; el gluten con azúcar genera ansiedad y adicción, de allí que todo el mundo ande feliz. La carne se procesa tan lentamente que nos genera sueño y pesadez, por ende, no caminamos ni gastamos energía. ¿Conclusión? Aumento de peso.

Una excelente alternativa para para deshacerse de esas grasas acumuladas y volver a entrar en esa ropa primaveral es Lipobarrido de Contacto. Se trata del último avance en dermatología médica traído por Clínica VisualFace que permite eliminar la grasa corporal a través de un barrido celular intradérmico, no invasivo, con el que se puede bajar 1 a 2 tallas en un mes.  

Según la Dra. Karin Amaya “el Lipobarrido emite una energía que va directo a la célula grasa, eliminándola y arrastrándola por el sistema linfático para finalmente ser eliminada por la orina”. Agrega que este tratamiento, además, tiene la virtud de mejorar la calidad de la piel, “ya que provoca estímulos que van favoreciendo una nueva producción de colágeno, lo que hace que la piel se vaya tensando y no se vea flácida”. Y por si fuera poco, esta tecnología también trabaja a nivel muscular haciendo una contracción isométrica del músculo, que finalmente permite tonificar la musculatura.

El Lipobarrido, comenta la Dra. Amaya, puede eliminar grasa en zonas localizadas del cuerpo, desde un simple rollito hasta un sobrepeso más complejo. “Con sesiones de tan sólo 45 minutos, esta tecnología permite esculpir la silueta, reducir la celulitis, mejorar la musculatura y atenuar la flacidez. Lo mejor de todo, es que no es invasivo, ya que no es una técnica quirúrgica, lo que permite que durante el tratamiento puedas seguir haciendo tu vida normal”, explica.

Las zonas más requeridas para este tratamiento son los muslos, abdomen y brazos, en el caso de las mujeres, y en los hombres el abdomen, costados y pectorales.

Cualquier persona puede realizarse este tratamiento, previa evaluación clínica donde los profesionales de VisualFace se encargan de definir las zonas a tratar y cuáles son los resultados esperados. Sí está contraindicado en personas que tengan placas metálicas en la zona de tratamiento, problemas renales y haber padecido de cáncer hace menos de 5 años, entre otros.  

Las Fiestas Patrias y la primavera están a la vuelta de la esquina y el Lipobarrido es la mejor opción para esculpir el cuerpo desde adentro hacia afuera, sin cirugías y sin las molestias del postoperatorio.