La botella de Jack Daniel’s Tennessee, el whiskey más reconocido a nivel mundial, tiene muchas teorías respecto al número 7 que tiene su etiqueta. Un misterio que hasta el día de hoy no ha podido ser resuelto.

En 1911 Jasper Newton Daniel, conocido como Jack Daniel’s, moría de una infección en el pie producida por patear una caja fuerte, tras olvidar la combinación de sus números para abrirla. El creador de la destilería más famosa de Estados Unidos se llevó a la tumba esos números y también el misterio del No.7 escrito en la etiqueta de la botella Jack Daniel’s Tennessee.

Algunas teorías que han surgido para explicar este número dicen que el 7 tiene relación con las novias que tuvo el destilador americano, otros dicen que es el número que tenía el tren que llevaba el destilado y que cruzaba Estados Unidos a finales del siglo XIX, mientras que otros plantean que el sello de los barriles del destilado era una letra J, la inicial de su nombre, pero que en realidad parecía un siete.

El número es importante para Jack Daniel’s y cobra más relevancia este año en Chile, cuando se celebra la séptima versión del festival Lollapalooza de Santiago. Jack Daniel’s ha sido una de las marcas que ha estado desde los inicios de este evento imperdible, generando una relación única con el público y acercando sus productos a los asistentes.

En esta edición del festival la marca de whiskey creará Jack Daniel’s Garage, recreación de un garaje norteamericano de autos antiguos que invitará a revivir todo el espíritu de la década de los 50. La experiencia única reunirá a amigos, buena música y el mejor whiskey del mundo. Todo esto se llevará a cabo en la pagoda del Parque O’Higgins, al más puro estilo de Mr. Jack.