Sin duda Stephen King debe ya estar acostumbrado a que sus libros inspiren películas que no te dejan tranquilo en tu butaca —de hecho, él mismo dirigió una de ellas, ‘La rebelión de las máquinas’ (1986)—, pero aun así lo de ‘La torre oscura’ le tiene que haber dolido. Después de todo, se basa en un relato épico de ciencia-ficción/fantasía/wéstern que empezó a escribir en 1979 y que encarna su obra magna —suma ocho volúmenes. Y después de un tormentoso proceso de producción que se prolongó durante una década, ahora la criatura se ha convertido en una película entretenida, pero que tal vez no deje tan felices a los fanáticos de este épico autor. En caso que tú no seas uno de estos lectores,  el argumento probablemente te costará un poco entenderlo en sus resumidos 95 minutos de duración. Por eso te la explicamos de manera súper simple:

Un joven llamado Jake (Tom Taylor) sufre pesadillas sobre un mundo paralelo en el que un pistolero llamado Roland (Idris Elba) está involucrado en una batalla eterna contra un villano conocido como Hombre de Negro (Matthew McConaughey), que controla un ejército de mostrencas criaturas dedicadas a secuestrar niños de la Tierra con el fin de usar su poder cerebral para destruir la poderosa y oscura construcción que protege el universo del mal.

 

Matthew McConaughey e Idris Elba. (Sony)
Matthew McConaughey e Idris Elba. 

A pesar de que Stephen King sea uno de los autores más prolíficos del género de la fantasía y el terror y también uno de los que en más ocasiones han visto sus letras trasladadas a la pequeña y la gran pantalla, es un autor tremendamente difícil de adaptar. Sus tramas son oscuras, adultas y bastante brutales y llevar esos componentes a un producto que se pueda vender al gran público, es complicado.

En el caso de La torre oscura se optó por una doble vía para contentar a todo el mundo: se eliminó en buena cantidad la oscuridad y la carga de profundidad de la obra, y a cambio se ha cargado de referencias a otras novelas de King que mantendrán entretenidos a los fans: guiños al Hotel Overlook de El resplandor, a Pennywise de “It”, a “Christine” e incluso algunas referencias cinéfilas para los que de verdad estén atentos como el póster de Rita Hayworth que nos remite a Cadena perpetua.

Podríamos decir que es una entretenida película, que en ningún caso te hará pestañear. Contiene muy bien dosificadas cargas de acción, las que sustituyen la esperada “tensión terrorífica” de la obra de King. De todas maneras vale la pena verla, pues es de trama rápida y aunque no se convierta en un clásico de las adaptaciones a la obra de este autor, si te llamará la atención para leer la saga de ocho libros en que está basada.

De todas maneras agendala y no te la pierdas este fin de semana.

Cartel de 'La torre oscura'.