Por cuarto año el restaurant de comida rápida se suma al “Programa Verano Seguro” liderado por la Ilustre Municipalidad de Viña del Mar para reducir de la cifra de más de 50 pequeños extraviados durante la temporada de vacaciones. 

Unos 50 niños se extraviaron el verano pasado de acuerdo a cifras que maneja la policía. Prácticamente cada día se un niño se pierde debido a las aglomeraciones en las playas y los descuidos de los padres, lo que ocasiona angustia y sufrimiento a sus familias.

Como una forma de proteger a los más pequeños de la casa, McDonald’s entregará a partir de hoy y durante los meses de enero y febrero, un total de 5 mil de pulseras de seguridad que incluirán la información de los niños, lo que permitirá identificarlos con rapidez y avisar a sus familiares en caso de que se extravíen en polos de alta aglomeración durante el verano.

La distribución de los brazaletes se realizará en distintos puntos de Viña del Mar y forma parte del “Programa Verano Seguro” que puso en marcha esta mañana la alcaldesa de la Ciudad Jardín, Virginia Reginato, en el icónico y reinaugurado Muelle Vergara. Esta iniciativa, que McDonald’s apoya por cuarto año consecutivo, contempla el despliegue de una serie de recursos, humanos y logísticos, para reforzar la protección de los vecinos y turistas, con el apoyo de Carabineros, PDI, Armada, Defensa Civil y empresas privadas.

“Como el restaurante de la familia chilena, McDonald’s quiere apoyar a los padres en el cuidado de sus hijos con una pulsera de color rojo, confeccionada con materiales resistentes a la tensión y al agua, en la que se escribirá con tinta indeleble el nombre del niño y un teléfono de contacto. Estas se podrán obtener en los stands dispuestos por la municipalidad en el borde costero así como en los restaurantes McDonald’s ubicados en Avenida San Martín y Reñaca”, explicó el Gerente General de McDonald’s Chile, Carlos González.

Junto a esto, el Programa Verano Seguro cuenta con patrullaje preventivo, apoyo a campañas informativas en el borde costero, apoyo ciudadano en los módulos en denuncias de robos y hurtos, así como de personas accidentadas, además de la entrega de información a turistas.