Nike React es parte de la revolución de la amortiguación de Nike, al redefinir las posibilidades que brinda la espuma y otras plataformas de amortiguación -como las Nike Air VaporMax y Nike Zoom Vaporfly 4% con ZoomX – para ofrecer distintas opciones a cada atleta.

La espuma puede ser ligera o resistente, pero por lo general no puede tener estas dos características, además de ser duradera. Ese obstáculo fue el desafío para los equipos de innovación de Nike, incluidos los expertos en amortiguación y los ingenieros químicos, para unirse y desarrollar una espuma que pueda ofrecer los tres beneficios a la vez. El resultado de este trabajo es Nike React, la última innovación en amortiguación de Nike y un importante avance en la espuma para zapatillas.

Nike React es también un ejemplo del ingenio de fabricación propia de Nike, que ajustó la química sobre cientos de experimentos -usando métodos científicos para encontrar ciertos materiales con atributos específicos (como si fuera una receta de torta)-. El camino a Nike React comenzó con ingredientes de prueba para ver qué composición daría el resultado perfecto. Esta espuma patentada permite el control total de Nike sobre las propiedades y la fabricación de Nike React, permitiendo a la compañía compartir esta innovación a más atletas y a través de más deportes.

Nike React ofrece mayor retorno de energía que cualquier otra espuma de baloncesto Nike antes probada.

 

Si bien hay muchos beneficios de rendimiento inmediato, no hay pruebas deportivas de los tres principios de Nike React que se demuestren tan fluidamente como en el baloncesto. La necesidad de cambiar la dirección y la velocidad en movimiento, y de saltar tan rápido como un parpadeo, empuja una zapatilla a sus límites. Nike React se ha probado durante más de 2.000 horas en el baloncesto, y ofrece una sensación tan suave y elástica como blanda y estable. Es un equilibrio que no se ve en cualquier otro amortiguador de baloncesto Nike y que permitirá a los atletas hacer más y seguir adelante.

Más precisamente, Nike React ofrece mayor retorno de energía que cualquier otra espuma de baloncesto Nike antes probada. Además, es la espuma más duradera que se ha utilizado y hoy se usa en el baloncesto. En pocas palabras, la espuma reacciona rápidamente a cada paso, rebotando y volviendo de nuevo a su estado original, asegurando así una sensación de pie consistente minuto tras minuto, juego tras partido.

Nike React se utilizó por primera vez en las zapatillas Jordan Super.Fly 2017 y Nike React Hyperdunk 2017, la cual fue utilizada por Draymond Green (jugador de los Golden States Warriors, actuales campeones de la NBA). Cada zapatilla contiene un núcleo totalmente recubierto por la tecnología Nike React.

El proceso de diseño de ambos zapatos de baloncesto fue impulsado por los datos de los atletas -cómo se mueven, en qué dirección, y con qué fuerza- entregados por el Nike Sports Research Lab. Esta información se visualiza a través de mapas de presión que muestran exactamente dónde los atletas necesitan apoyo, lo que permite la optimización completa de amortiguación y tracción.

Nike React es parte de la revolución de la amortiguación de Nike, al redefinir las posibilidades que brinda la espuma y otras plataformas de amortiguación -como las Nike Air VaporMax y Nike Zoom Vaporfly 4% con ZoomX – para ofrecer distintas opciones a cada atleta.

Las Nike React Hyperdunk 2017 y Jordan Super.Fly 2017 estarán disponible globalmente el 3 de agosto.