Se acerca un hito en la historia de los espectáculos en vivo de nuestro país. Jonas Kaufmann ya se encuentra en Chile y mañana jueves, 18 de agosto, dará su esperado concierto que ya se perfila como legendario.

Jonas Kaufmann, quien por primera vez llegó a Latinoamérica este 2016, comenzó esta inédita gira el pasado 6 de agosto en el Teatro Colón de Buenos Aires – Argentina, donde fue invitado por la West-Eastern Divan Orchestra (WEDO) a cantar durante 20 minutos. Un breve lapso que bastó para desatar una verdadera devoción entre sus seguidores que repletaron la segunda fecha en el Colón transandino el pasado domingo 14 de agosto y que se repitió en las otras fechas del tour que contemplaron el Centro Cultural Júlio Prestes, Sala São Paulo (10 de agosto, Brasil) y el Gran Teatro Nacional (12 de agosto, Lima – Perú).   Se espera que ocurra lo mismo en su debut en nuestro país y en un Movistar Arena reducido a formato Deluxe, donde ya quedan menos de 200 tickets a la venta.

En los conciertos que le siguieron a la primera fecha en Argentina, Kaufmann sólo se acompañó de un piano. En cambio, para la cita fijada en nuestro país, La Orquesta Filarmónica de Chile será la encargada de acompañar al tenor que tiene su agenda copada hasta, por lo menos, 2020. La dirección estará en las manos de un viejo y conocido amigo de Jonas, el director alemán Jochen Rieder, quien lo acompaña desde 2009 en sus presentaciones más importantes.

El concierto durará aproximadamente 2 horas y se dividirá en dos partes con un intermedio de 15 a 20 minutos. El programa contempla sus mejores papeles e interpretaciones que irán desde el infaltable Nessum Dorma de Giacomo Puccini hasta El Cid de Jules Massenet y un Encore que promete dejar a todos sorprendidos y satisfechos por la selección de los minutos finales.

Para asistir a esta gran cita, la producción de Jonas Kaufmann en Chile recomienda lo siguiente:

  Puntualidad: se exigirá, como cualquier concierto de ópera, puntualidad. Apenas se escuchen las primeras notas de la cita musical se cerrarán todos los accesos y los rezagados deberán esperar al menos 40 minutos hasta el primer receso, donde se permitirá el ingreso y movimiento del público al interior del recinto.

  Ambiente: se sugiere respeto, silencio y celulares apagados durante la interpretación del germano.

  Vestimenta: se sugiere tenida acorde a evento de ópera.

Quedan menos de 200 ubicaciones para el concierto del mejor tenor del mundo. Las entradas continúan a la venta a través del sistema Puntoticket.

VENTA DE ENTRADAS:

Entradas a la venta a través de Sistema Puntoticket www.puntoticket.com