Créditos: DG Medios y Jaime Valenzuela.

Pasadas las nueve de la noche y cuando el Teatro Caupolicán se encontraba lleno casi a totalidad, se apagaron las luces para comenzar la fiesta de éxitos que marcaban el reencuentro de Sir Tom Jones con el público chileno, luego de cuatro años de ausencia, desde su concierto en el Movistar Arena.

Con un impecable look azul con negro, Sir Thomas Jhon Woodward apareció en el escenario, desatando de inmediato los gritos de las mujeres que lo aguardaban, grupo que recorría todos los rangos etarios, desde fanáticas de su carrera hasta las hijas que crecieron escuchando sus éxitos. Hecho que el dio un ambiente especial a la velada.

Acompañado de 9 músicos en escena, fueron los acordes de “Burning Hell” los encargados de abrir el espectáculo cargado con un catalogo de éxitos preparado especialmente para esta gira latinoamericana, que tras su paso por México y Chile, lo llevará a presentarse en Argentina y Brasil.

 

El recorrido por los 50 años de carrera de Jones, continuó con “Run”, “Hit or Miss” y el clásico “Mama told me not to come”, los que hicieron la previa para uno de los momentos esperados de la noche, y es sólo “Sex Bomb” podía poner a todo el Caupolicán a bailar y celebrar los sensuales movimientos de cadera que Tom le regaló a sus fans. ¡Que gran energía demostró!.

La noche y los éxitos no se detuvieron ningún momento, pues con semejante cantidad de hits no había minutos que perder. Por ello “Didn´t it Rain” y la recordada “Delilah” siguieron en este viaje musical cargado de euforia, ritmo y sin duda un grado de necesaria melancolía por las miles de historias que las letras de Tom representan para sus fans.

Con “Green Green Grass of Home” llegó el momento de bajar un poco el ritmo, algunos abrazos aparecieron entre el público y las luces hicieron juego perfecto con la clásica balada del “Tigre de Gales”.

Tras esto, los beats de la banda subieron rápidamente para transformar el Caupolicán en una verdadera discoteque con “It´s Not Unusual” y, la sin duda canción más sexy de la noche “Leave your Hat On”. El público estaba totalmente revolucionado.

Ya pasadas las 23:00 horas, era tiempo de comenzar a culminar la fiesta de éxitos, por lo que “Kiss” y “Strange Things Happening Everyday” despidieron a Tom Jones una vez más del público chileno, dejando totalmente en claro que a pesar de los años, esta verdadera leyenda tiene energía y voz para muchos años más.